Noches TAU. Cartagena

Hay momentos y experiencias que las palabras no alcanzan a decir lo que uno siente. Anoche, el pabellón de nuestro colegio La Inmaculada de Cartagena se convirtió en un gran corazón que latió al mismo ritmo que el de Dios, a golpe de amor.

Más de 250 alumnos, profesores, catequistas y padres sintieron la certeza de la presencía de Dios en el misterio de la eucaristía.

Gracias a todos por participar. Gracias muy especialmente al coro familiar de los franciscanos de Lucena.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR